Maluma desató la locura en su presentación en Viña del Mar

El cantante colombiano Maluma reventó la penúltima noche de la 58ª edición del Festival de la Canción de Viña del Mar con un concierto en el que sus ritmos seductores desataron la locura entre un público eminentemente joven, acorde a la propuesta del nuevo referente del reguetón.

Ni un solo segundo se sentaron ni dejaron de bailar los ‘millennials’, esa generación que comprende a los nacidos entre finales de los ochenta y los dos mil, en un espectáculo que trascendió de la música para convertirse en un show de luces, humo y baile perfectamente sincronizado.

Y no sólo fue por el ambiente previo que había creado Maluma al anunciar que donaría íntegras las ganancias de esta noche a la reconstrucción de los daños que causaron los incendios que azotaron Chile hace tres semanas, sino que el colombiano se ganó ese trato de favor del público con el concierto más vistoso de esta edición del festival hasta la fecha.

Chaqueta negra con broches dorados, camiseta ajustada y pantalones oscuros, así salió Maluma al escenario de La Quinta Vergara, donde desabrochó pronto tres de los rompepistas del disco ‘Pretty boy, dirty boy’, del que ha vendido más de 40.000 copias.

Comenzó con ‘Borró cassette’ y siguió con ‘Sin contrato’, que cortó para preguntar cuántas chicas estaban solteras, y continuó después con ‘El perdedor’.

“Quiero saber que donde están las ‘mamasitas’ de Viña del Mar”, decía el colombiano, que conoce perfectamente a qué publico se dirige. La grada, mayoritariamente femenina hoy, se lo hizo notar rugiendo como nunca en esta edición.

Maluma devolvió a su audiencia una actuación en la que se convirtió en un terremoto en el escenario: cantó, bailó, rapeó, interactuó con los asistentes y su propia orquesta y hasta tuvo tiempo de sacarse una autofoto y cantarle el cumpleaños feliz a la presentadora de la gala, Carolina de Moras.

Y poco a poco, comenzó a desfilar por el rosario de colaboraciones con otros artistas que le han catapultado a la cima del reguetón en sólo un año: primero solventó la falta de Thalia en ‘Desde esa noche’ con una de las cantantes de su orquesta y luego solucionó la ausencia de Ricky Martin interpretando su éxito más conocido, ‘Vente pa’ acá’, con la colaboración de la audiencia. dopoxetine reviews Antabuse without prescription acquire lioresal