Luis Galarreta rechaza fallo de Corte IDH y pide a PPK interceder

El titular del Congreso, Luis Galarreta, envió una carta al presidente Pedro Pablo Kuczynski para mostrarle su rechazo ante el fallo emitido por la Corte Internacional de Derechos Humanos (Corte IDH) que obliga al Parlamento archivar la acusación contra cuatro magistrado del Tribunal Constitucional por el caso El Frontón.

“Rechazamos categóricamente la decisión resolutoria adoptada por dicho órgano internacional que, de no cuestionarse mediante los mecanismos e instrumentos del ordenamiento internacional, significaría un nefasto precedente en la intervención ilegítima de un organismo internacional en los asuntos internos de un Estado”, enfatiza en su misiva.

Galarreta refiere que el proceso contra los magistrados aún no termina y se encuentra pendiente de debate y votación en la Comisión Permanente y luego, si fuera el caso, en el Pleno del Congreso.

En ese sentido, enfatiza que el fallo vulnera principios del derecho internacional y es “manifiestamente atentatoria” contra los principios señalados en la Carta de la OEA, citando el artículo 2 que señala que es esencial “promover y consolidar democracia representativa dentro del respeto al principio de no intervención”.

“Afecta directamente la soberanía e independencia del Estado peruano, ya que está dando por terminado un procedimiento previsto en la Constitución y el Reglamento del congreso, que aún no ha concluido, estando pendiente de debate y votación por la Comisión Permanente y el Pleno”, agrega.

En este contexto, Luis Galarreta pide a Kuczynski remitir su oposición a los jueces de la Corte IDH, así como a los miembros del Consejo Permanente de la OEA y a la Secretaría General de este organismo internacional.

Finalmente, el titular del Congreso insta al jefe de Estado, como responsable de la dirección de la política exterior, ejerza los mecanismos e instrumentos para salvaguardar la soberanía e independencia del Estado peruano. De lo contrario asegura Galarreta el país estaría aceptando que la Corte IDH está “por encima de la voluntad colectiva del Congreso y la sustituye”.