Justin Bieber en Lima: Crónica de un concierto inesperado

El 5 de abril fue el día en que miles de adolescentes, adultos y hasta padres de familias esperaron. ‘El niño problema’ de la música o ‘el mayor ídolo juvenil’ para algunos, llegó a Lima, logrando reunir fanáticas de todas partes del Perú, de la capital y de ciertos lugares sudamericanos en el marco de su gira mundial ‘Purpose’.

La banda ‘King Lotus’ subió de manera puntual al escenario, 8:00 p.m. El grupo se encargó de activar a más 20 000 personas aglomeradas en el Estadio Nacional. Su influencia ‘pop electrónica’ acompañada por voces peruanas como: Marié, Lucas Torres, Rodolfo Cáceres y Sofía Hernández, terminaron por prender los motores a una noche cargada de emociones.

A los pocos minutos

Sin esperarlo, las luces empezaron a encenderse y a tan solo unos momentos de que los teloneros hayan acabado, Justin Bieber, uno de los príncipes de la industria del pop, anunciaba su arribo a las 9:00 p.m. Miles gritaron al unísono, avisando que la ‘beliebermanía’ se había instalado en casa. Bieber metido en una caja de cristal entre juegos de luces y bailarines profesionales miraba el horizonte sin atisbo de emoción mientras entonaba ‘Mark my words’, ‘Where Are Ü Now’ y ‘Get Used to It’ con movimientos maquinados y casi forzados.

Lo bueno empezó  deliberadamente con ‘I’ll Show You’, el estadio explotó con toda la producción técnica entre luces lasers, una cantidad enorme de humo, fuegos artificiales y un escenario mecanizado. Un lujo visual pocas veces visto en el Perú y que sumó en definitiva a la calidad del evento.

El fantasma del playback rondaba la noche y parecía que el show iba destinado en solo alocar las hormonas del público adolescente mientras Bieber cantaba: ‘The Feeling’ y ‘Boyfriend’. Pero el cantante canadiense, sabe que al igual de sus millones de seguidoras, también tiene la misma cantidad de detractores, así que con guitarra en mano y sentado en un sofá cantó tres canciones en acústico para el deleite de su público: ‘Cold Water’, ‘Love Yourself’ y ‘Been You’. Un momento íntimo, para demostrar que no solo es una cara bonita.

Regresando al estilo que lo ha llevado al estrellato, empezó a cantar ‘Company’, ‘No Sense’, ‘Hold Tight’, ‘No Pressure’, mientras que sus bailarines continuaban con la coreografía que encendía la noche con pasos sensuales y energéticos. ‘As Long As You Love Me’ tuvo su turno de ser la más coreada, dando paso a un primer cambio de ropa del artista.

Cuando se pensaba que Justin Bieber ya había dado toda su cuota de buena onda en la sesión acústica que había brindado minutos antes, nos equivocamos. Llegó la hora de cantar ‘Children’ y sin previo aviso, subieron a bailar cinco niños peruanos escogidos en una previa selección. Todo bien, Bieber se le notaba sonreír sinceramente por primera vez y decidió preguntarle a un niño su nombre, pero no contó que el pequeño no hablara inglés y sin darse cuenta,  preguntó- what’s your name?- el niño no entendió y empezó a gritar emocionado las dos veces que Bieber intentó comunicarse. La llamativa situación le brindó un momento de complicidad con su público. Terminando por firmar alguna prenda de los demás niños y abrazar a cada uno de ellos.

Continuó  con ´Let Me Love You’, ‘Life Is Worth Living’, donde pidió a los presentes prender las luces de sus celulares, ‘ What Do You Mean?’, la canción emblema de su último disco y donde se notó mucho más el playback que había estado usando en casi toda la noche. Aunque para muchas fans nunca les importó con tal de verlo en acción.

‘Baby’ rompió todos los esquemas de la noche, despertando a todos los asistentes en un mar de luces y de parafernalia, al fin al cabo, Justin le debe todos sus millones a esta canción y es inamovible en su repertorio, generando una fiesta entre todos. ‘Purpose’ era la señal de que todo acabaría y finalmente como tratando de decirle algo a sus fans, termina con la conocida ‘Sorry’, quizá un mensaje subliminal para todas sus fans, que pese a todo aún siguen a su lado.

 

Lasix online buy lioresal

buy dopoxetine