El escándalo del embajador argentino en Quito que insinuó que los ecuatorianos eran “mugrientos”

164 views

El embajador argentino en Quito, Luis Juez, dejará su puesto y volverá a Buenos Aires, después de que el gobierno ecuatoriano pidió su destitución por haber insinuado que los habitantes de ese país eran “mugrientos”.

Juez, que no llevaba ni dos años en el cargo, negó este miércoles al diario argentino La Nación que el fin de su misión diplomática se deba a la polémica generada por sus comentarios.

El exsenador aseguró que el motivo de su regreso a Argentina es una antigua “promesa” que le había hecho el presidente, Mauricio Macri, y que pronto ocuparía un puesto en el gabinete, aunque aún no sabía cuál.

4 medidas que Macri revirtió en Argentina tras polémicas que lo dejaron mal parado
El desencuentro entre Juez y la opinión pública ecuatoriana comenzó poco después de que se celebraran las elecciones legislativas argentinas, el 22 de octubre.

En declaraciones a una radio argentina, Juez contó cómo había vivido ese día: “Estaba desde las 07:45 de la escuela San José y vos sabés que así yo no me instalo”.

“Llegué hace media hora, me pegué una ducha, me puse un saco y una camisa porque no quería estar con la ropa de esta mañana. Van a decir que soy un mugriento y agarré hábitos ecuatorianos”.
La cancillería de Ecuador emitió entonces un comunicado en el que expresaba su “enfático rechazo y disgusto” ante unos comentarios que “ofenden la dignidad del pueblo ecuatoriano”.

Para el gobierno ecuatoriano, las palabras del diplomático “contradicen el respeto y la amistad que deben regir las relaciones entre los dos países”.

“Un malentendido”
Juez defendió que todo había sido un “malentendido” en una carta dirigida a la cancillería ecuatoriana.

El ahora exembajador pidió disculpas al gobierno y al pueblo ecuatoriano.

“Un gobierno de 20 años”: cuál es el plan de Mauricio Macri para quedarse en el poder y cambiar a Argentina tras el triunfo electoral del domingo
Afirmó que no había tenido la intención de “herirles” ni “agraviarles” y atribuyó la polémica a “personas malintencionadas” que querían hacerle “daño” en “época electoral”.

Juez intentó justificar sus palabras refiriéndose al pueblo de Otavalo, 110 kilómetros al norte de la capital Quito, donde según dijo “se visten la mañana del sábado y están todo el fin de semana con la misma ropa”.

Esta declaración tuvo el efecto contrario y provocó el rechazo de dicha comunidad.El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana solicitó al gobierno argentino que cambiara de embajador ante estas “expresiones ofensivas y segregacionistas”.

“Esa conducta no es compatible con el respeto y las mutuas consideraciones” entre Ecuador y Argentina, según este organismo.

Un ministro argentino, el presidente de Colombia, empresarios mexicanos y más: las principales revelaciones sobre América Latina en los Paradise Papers
Una quincena después de que Ecuador pidiera por primera vez el cambio de representante, la cancillería argentina emitió este miércoles un comunicado en el que anunciaba el fin de la misión diplomática de Juez.

Sin embargo, no mencionó la polémica y, por el contrario, consideró que el diplomático había llevado a cabo su gestión “con éxito”.

El organismo atribuyó la medida a “un ofrecimiento para sumarse a los equipos del Poder Ejecutivo de la Nación”

Author Bio

Aldo Guevara

Trabaja en Radio Tropical Tarapoto